jueves, 12 de abril de 2007

Cuando un amigo se va

Lo que es el tema no es mi estilo así que no lo pongo, pero la letra sí porque es preciosa.


Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
una estrella se ha perdido
la que ilumina el lugar
donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
se detienen los caminos
y se empieza a revelar
el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
galopando su destino
empieza el alma a vibrar
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
ni con su alma otro amigo.

Autor: Alberto Cortés


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué susto cuando empecé a leer creía que era la sevillana famosa...jajaja...

Estos días estoy un poco perdido.

Achuchón como siempre para ti.

Yo y mis otros yo dijo...

Si realmente esta letra es maravillosa ...sera que nos dejan mal enseñados con su presencia y al ya no estar presentes no sentimos como niños perdidos..pero luego terminamos descubriendo que siguen ahi ..aunque no estes presentes...por los buenos amigos..

Olivia dijo...

anónimo, que no eres tan anónimo...no te pierdas tanto y aparece!

Achuchón!

yo y mis otros yo, gracias por volver por aquí. La letra es preciosa y dice mucho. Me gustan tus palabras, tienes mucha razón.

Saludos :)