lunes, 9 de octubre de 2006

La Luna



Desde hace años tengo fascinación por la luna, quizá porque mi abuelo se encargó de eso.

Cuando era pequeña cada sábado por la noche iba a casa de mis abuelos mientras mis padres salían de fiesta. Mi abuelo y yo nos salíamos al balcón a mirar la luna, él me sentaba sobre sus rodillas y empezaba con sus historias. Me quedaba embobada mirando al cielo imaginando que yo era la protagonista.

Así estaba yo, toda la semana deseando que llegara el sábado para estar con él.

Mi abuelo siempre me decía que algún día me llevaría a la luna y crearíamos nuestra propia historia, él se fue hace 6 años. Lo echo de menos, a él y sus relatos.

Cuando crecí dejó de contármelos, decía que ya era mayor!! Así que era yo la que se inventaba cuentos y se los contaba a él, era divertido ver su cara porque ponía la misma que yo cuando era chica y él me los contaba a mí.

Me gusta tanto que llevo colgada al cuello una bruja (que también me encantan) en media luna, tengo colgado en la pared un tapiz con la luna de fondo (regalo de mis amigas) y uso de nick en el irc uno que significa "Espíritu de la luna".

Me gusta mirar al cielo...las estrellas...la luna...y recordar aquellas historias que contaba mi abuelo.

5 comentarios:

John dijo...

Ahhh La luna...

Una vez tuve una novia qu ese autodenominaba lunática... y ciertamente no estaba bien de la azotea jajaja.

En todo caso la luna nos atrapa con su influjo, yo tb llevo un colgante de una luna celta con una ninfa.

Tal vez lo que tanto nos atrapa de la luna es que està tan cerca pero la vez tan lejos...

Hay muchas canciones qu etienen a la luna como tema y ibros que hablan de ella, inclusoi Meliers en sus primeros cortometrajes ya llegó a ella y Verne le explicó a la NASA que es lo que debía hacer jejejeje.

La luna ... Ilargui en Euskera si no recuerdo mal.

John.

lucksoytupare dijo...

Tu mejor post, sin duda. Cómo se nota cuando se escribe desde el corazón. No hablas precisamente de la luna, sino del que te la mostró. Tu tienes ese recuerdo pero no fue menor la satisfaccion de tu abuelo al estar contigo en esos momentos. Asi que ¿quién enseño a quién?. Cierto, quizas se la enseñaste tu a él. Mil besos.

Joan Planas dijo...

Gracias por compartir tu luna, voy a contarle tu historia a mi abuelo que todas las noches se sienta a mirar las estrellas donde ahora también habrá una luna ;-)

Olivia dijo...

Joan, gracias a ti por leerme y contar esta historia a tu abuelo, estoy segura de que le gustará :)

JoseCarlo dijo...

Me encantó este post...hizo que tenga una inmersión en mi pasado, en un pasado no físico sino mental, imaginativo.

Cuando niño, todas las noches de verano (ya que en invierno esta nublado) miraba por la ventana o me tiraba boca arriba en el césped a mirar el cielo. Miraba la luna y las estrellas.

Mientras sentía como el viento me rozaba la piel, imaginaba volar, llegar hasta aquellas lucecitas que parecían tan inalcanzables. Me inventaba historias y hasta soñaba con personajes que bajaba de la luna.

Hasta ahora me maravillo con las noches de verano, donde puedo ver ese paisaje cósmico. Sigo inventando historias, inspirado por la nostalgia, el amor y el viento que al rozarme me arranca una sonrisa y un suspiro :)